Hace unos días nos visitó Emi, y llegó un poco nerviosa, seguramente por los nervios de realizar su primera sesión profesional de estudio.

La acompañaron sus dos guapísimos dueños, Fran y Marta, que ayudaron a tranquilizarla y se convirtieron, como no, también en protagonistas de la sesión.

Gracias chicos! Sin vosotros no hubiese sido posible 🙂