A Alba le encanta posar, por lo que una sesión en el estudio era la ideal para ella.

Y cuando terminamos la sesión y la peque nos pregunta: ” ohhhh…¿pero ya se terminó?”- , entonces es cuando se que ya he hecho bien parte de mi trabajo  🙂