En esta ocasión ha sido Lucas quien ha venido de nuevo al estudio a pasar un rato divertido con nuestro caballito tiovivo.

Con sus 14 mesitos me dejó fascinada con esas poses de niño grande, agarrándose a la barra del caballito y pendiente de la cámara. Todo un modelo profesional !!