Me llamo Águeda Barciela, y mi madre dice que nací con una cámara debajo del brazo. No fuí una niña típica a la que cuando alguien le preguntaba: “¿qué quieres ser de mayor?”, nombraba varias profesiones, o cambiaba de una a otra, yo siempre respondía: “de mayor voy a ser fotógrafa de personas”. Siiii… de personas, mascotas,….me encantaba coger mi pequeña cámara compacta y disparar a todo aquel que apreciaba o me resultaba interesante por el motivo que fuera.

Con 12 años descubrí el apasionante mundo del revelado y positivado de película, el mundo del Blanco y Negro: ver aparecer esas imágenes en papel en las cubetas….. me parecía algo mágico! Así que se puede decir que fui autodidacta, hasta que en el año 2000 comencé a estudiar en las Escuela de Artes, y posteriormente me gradué como “Técnica Superior en Fotografia Artística”, especializada en “iluminación y retrato en estudio”.

Siempre me he considerado una persona muy emprendedora y una “cazadora de sueños”, así que en el año 2003 fundé Duna Studio fotografía. 13 años después aquí estoy, con muchísima ilusión y con un montón de nuevos proyectos en la cabeza: hacer reír, soñar, bailar, jugar….a todo aquel al que fotografíe durante mis sesiones. Sesiones locas? Por qué no? Sesiones divertidas, anecdóticas…? Retratos impactantes o simplemente elegantes?.

Soy familiar, alocada, extrovertida y a la vez una profesional muy meticulosa en mi trabajo. Esto es lo que buscabas en un reportaje fotográfico? Adelante! Te espero con los brazos abiertos para que me cuentes tu historia y hacer de ella un reportaje inolvidable.

Tu trabajo es soñar, el mío fotografiar tus sueños para convertirlos en preciosos recuerdos.

 

“Lo más importante no es la cámara, sino el ojo.” Alfred Eisenstaedt