Esta preciosa y tímida perrita se llama Kity.

Me costó mucho ganarme su confianza para fotografiarla, ya que venía con muchos temores a raíz de haber sufrido el atropello de un coche. Ahora se encuentra perfectamente, por lo que ha decidido ponerse guapa y retratarse, y me encanta que sea una de nuestras nuevas clientas .