La actriz Cristina Mariño ha venido al estudio a pasar un rato divertido e inaugurar esta sección, en el que no han faltado las carcajadas entre foto y foto.

El resultado conseguido ha sido genial: una sesión entretenida, con bonitos retratos, locos retratos, espontáneos retratos……. con los que posteriormente diseñé un montaje con las 10 imágenes elegidas.

Esta sesión es ideal para regalar a un amigo, hacerla en pareja o en grupo (máximo 4 personas) o para regalársela a uno mismo 😉